Efectos de la picadura de araña Araña Capulina

Efectos de la picadura de araña Araña Capulina

En el reino animal, ser macho no es exactamente lo más sencillo. Hablemos de la araña Latrodectus mactans, mejor conocida como Viuda Negra. La hembra, para empezar, es más grande y fuerte que el macho. Él mide aproximadamente 12 milímetros, ella más de 30 milímetros. El pesa 30 veces menos y generalmente ella lo devora después del apareamiento (De ahí su nombre de Viuda Negra). Se dice que La Viuda Negra se come al macho para asegurar buenas crías. Y aunque ambos poseen un veneno toxico, solo la hembra tiene los colmillos del tamaño suficiente para perforar la piel humana e inyectar una dosis letal.

A pesar de que inspira temor, realmente la Viuda Negra no es agresiva, al contrario, es una araña muy tímida y solitaria. Puede encontrarse en todo el mundo y suele buscar escondites oscuros como grietas, bajo las piedras, plantas, sitios desordenados y abandonados como los sótanos o cocheras, donde casi siempre permanece cerca de su telaraña.

Aunque, si un humano perturba su lugar —ya sea que por accidente se destruya su telaraña o se practique la fumigación— puede alterarse, salir y llegar hasta alguna vivienda habitada buscando un nuevo refugio. En estas situaciones es posible el ataque a personas.

La mordedura de la Viuda Negra provoca una ligera molestia en el humano; sin embargo, después de una o hasta tres horas, la víctima empieza a sufrir el efecto neurotóxico del veneno; es decir, alteraciones en el sistema nervioso, lo cual conduce a un estado de dolor muscular generalizado en todo el cuerpo que puede ser verdaderamente insoportable. Éste se acompaña de sudoración excesiva, una fuerte angustia y la sensación inminente de muerte.

La alfa-latrotoxina, una sustancia presente en el veneno, es la responsable del efecto neurotóxico, debido a que actúa en la sinapsis, la parte que permite la comunicación entre las neuronas. Básicamente consiste en la liberación de sustancias químicas (neurotransmisores) desde una neurona (célula emisora), las cuales producen una descarga eléctrica capaz de estimular a otra neurona (célula receptora). Lo que hace la alfa-latrotoxina es que, aún en ausencia del estimulo eléctrico en las neuronas, produce la liberación descontrolada de neurotransmisores y entonces el sistema nervioso enloquece. Lo bueno es que el caos únicamente sucede en el sistema nervioso periférico, encargado de coordinar y regular la función de nuestros órganos internos mediante respuestas inconscientes, pues el sistema nervioso central —que incluye al cerebro, al cerebelo y a la medula espinal— se encuentra protegido por la barrera hematoencefálica, la cual impide el contacto de la toxina con las neuronas localizadas ahí.

No obstante, la mordedura de la araña sí puede causar la muerte, aunque el índice de mortalidad se ha reducido por la existencia de un antídoto creado en México contra los efectos tóxicos de su veneno. Las víctimas de envenenamiento por mordedura de la Viuda Negra pueden recuperarse en cuestión de minutos a partir de la inyección del antiveneno llamado Aracmyn.

Este antídoto está hecho con sustancias (anticuerpos) que se producen en la sangre y otros fluidos de caballos al inyectarles el veneno de la araña. Estos anticuerpos han sido altamente purificados para usarse en humanos. Su función consiste en unirse a la alfa-latrotoxina y bloquear su acción en las neuronas del sistema nervioso periférico.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Open chat
Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido a DASAM.
¿En qué le podemos ayudar?