Control de plagas urbanas

Control de plagas urbanas

Las plagas urbanas no sólo acarrean graves molestias sino que tienen graves consecuencias en la salud pública y en el medio ambiente. El cambio climático, con inviernos cada vez más templados y ciclos reproductivos más cortos, y la globalizacion con el tráfico internacional de mercancías y de personas, se suman ahora a los tradicionales factores que contribuyen a la expansión de especies que representan algún tipo de riesgo para la salud, el bienestar de los ciudadanos y la biodiversidad.

Mediante un control efectivo y eficaz, Ecogest.BCN, como expertos en la protección de la salud pública y el mantenimiento de la calidad de vida, hacemos frente a la acción de estas plagas que transmiten enfermedades, contaminan nuestro entorno, generan problemas psicológicos y provocan importantes daños económicos y/o estructurales.

El verano es la época más propicia para la proliferación de especies que acarrean graves molestias, contaminan los alimentos, transmiten enfermedades, provocan importantes daños económicos y/o estructurales, invaden y perturban nuestro entorno y hasta generan problemas psicológicos.

¿Cuáles son las principales plagas que me pueden afectar?

Las cucarachas, son una de las principales plagas a combatir durante el verano especialmente. La Blattella germánica (cucaracha rubia, alemana o del café), la Blatta orientalis (cucaracha negra) y la Periplaneta americana (cucaracha americana), son las más comunes. Desde el momento de su detección, su control debe ser inmediato, ya que se reproducen con gran rapidez y son transmisoras de enfermedades como la salmonelosis o la disentería.

El chinche de cama, (Cimex lectularius) son parásitos humanos y una de las plagas crecientes en estos últimos años. La facilidad con la que estos insectos se pueden transportar de un sitio a otro hace necesario siempre estar en alerta ante la posibilidad de infestación.

Una vez detectada una infestación, lo lógico es que afecte especialmente al dormitorio u otras zonas donde se pernocte (sofás, camas…). Los problemas de chinches, probablemente sean uno de los escenarios de plagas más complejos y difíciles de solucionar al nivel de control deseable (erradicación). El éxito para una correcta eliminación, dependerá en gran medida de la correcta planificación antes de realizar el tratamiento (cliente).

Bajo ningún concepto se recomienda intentar solucionar estas infestaciones con medios “caseros”.

Las hormigas, aunque rara vez llegan a crear problemas de salud, sí pueden convertirse en auténtica molestia.

Los mosquitos, por su parte, se convierten también en un verdadero quebradero de cabeza durante las noches de verano. Presentes en todas las áreas urbanas, los más habituales son el mosquito trompetero (Culex pipiens) y el mosquito tigre (Aedes albopictus), que desde el año 2004 se ha extendido de manera significativa por Cataluña, la cuenca del Ebro y el área mediterránea, fundamentalmente. Originario de Asia Oriental, este último se caracteriza por su mayor tamaño, el color negro de su abdomen puntiagudo y sus patas blancas y negras, que le hacen fácilmente reconocible. Su picadura es muy dolorosa y en países del sudeste asiático es portador de enfermedades como el dengue y la fiebre amarilla, entre otras.

La mosca doméstica, es también molesta compañera durante todo el verano en toda la geografía española. La mosca negra genera también gran alarma entre la población y su incidencia ha sido especialmente notoria en los últimos años. Conocida como mosca “chupa-sangre”, su picadura produce un intenso, duradero y doloroso escozor. Aragón y la cuenca del Ebro padecen año tras año esta plaga.

Roedores, ratas y ratones aprovechan el calor y la humedad estival para reproducirse y acceder al interior de viviendas y edificios, donde se sienten más confortables. Muerden y son potenciales transmisores de enfermedades causadas por los microorganismos que transportan, como el virus Hanta, la peste bubónica, la salmonelosis o la leptospirosis, entre otras. La Rata Común (Rattus norvegicus) es la más frecuente, junto a la Rata Negra, conocida como “rata de barco” ya que es exclusiva de zonas costeras y portuarias y el Ratón casero (Mus musculus), pequeño roedor de color gris, que suele vivir en el interior de locales y viviendas. Presentes en todo el alcantarillado, realizan una función importante dentro del ecosistema urbano, por lo que será importante tenerlas bajo control, sin llegar a erradicarlas por completo.

Plagas urbanas

¿Cómo se detectan las plagas?

Los métodos de detección dependen de la especie, su detección puede ser a través de inspección visual, mediante búsqueda en los lugares donde anidan o esconden, excrementos, huellas, recogidas de muestras, etc., también se puede detectar la presencia de individuos vivos mediante trampas de monitoreo o a través de los daños causados en nuestros bienes o alimentos.

Agua, comida y una óptima temperatura representan el paraíso de las plagas, de ahí que la principal pauta a seguir será:

  • Evitar el acceso de plagas a nuestras instalaciones.
  • Evitar lugares de anidamiento.
  • Controlar las fuentes de humedad y calor.
  • La gestion diaria de los residuos orgánicos.
  • Extremar las medidas higiénico-sanitarias.

En este sentido, es muy importante que en el diseño de los edificios o en las reformas futuras que tenga que acometer, tengan en consideración la posibilidad de presencia y proliferación de las plagas.

¿Cómo actuan las empresas profesionales?

Los procedimientos de actuación cómo se debe realizar un Plan de Control usualmente cual se desglosa en tres fases:

  1. El diagnóstico de situación, es donde se recoge toda la información referente a las especies, lugares /áreas donde se han detectado, nivel de infestación, etc. A partir de este diagnóstico se definirá un programa de actuación
  1. Programa de actuación, fase donde se priorizarán las medidas físicas, físico-químicas, los métodos biológicos, y por último, en el caso de que las otras medidas fueran insuficientes, el control con biocidas. Todas estas medidas ayudarán a combatir la incómoda presencia de las plagas, sin embargo, hay que tener en cuenta que, en la proliferación de estas especies, también influyen otros agentes. De ahí que la elección de los tratamientos para combatirlas deba efectuarse valorando factores como el ciclo biológico en el que se encuentre la plagas, las condiciones ambientales, el nivel de infestación o la minimización del posible impacto, los animales y el ser humano.
  1. Evaluación / seguimiento, es la parte del programa que verifica que los resultados, en términos de eficacia y minimización de los riesgos, son los esperados.

Agricola DASAM , le ayudará a establecer las medidas paliativas pertinentes, con nuestro  asesoramiento profesional minimizará riesgos y problemas de salud.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.