Agrícola Dasam | Tipos de riego y sus ventajas: ¿cuál es el adecuado?
16978
post-template-default,single,single-post,postid-16978,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-13.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Tipos de riego y sus ventajas: ¿cuál es el adecuado?

Tipos de riego y sus ventajas: ¿cuál es el adecuado?

El riego, constituye diversos procedimientos que permiten la distribución eficiente del agua sobre la superficie del suelo. Actualmente existen distintos tipos de riego que facilitan al agricultor compensar el déficit de precipitaciones y los suministros necesarios para el crecimiento de las plantas.

Riego por Gravedad

El riego por gravedad, también llamado riego de superficie, consisten en la distribución del agua a través de canales o surcos, que se disponen a lo largo del área de cultivo.

Para realizar este tipo de riego, el agricultor debe contar con un embalse o estanque lo suficientemente grande. En él se acumulará toda el agua, que por medio de largas acequias se dirigirá a los puntos de riego.

Una vez se discurra el agua por los canales, la fuerza de gravedad se encargará de distribuirla a través de la superficie del sembradío.

riego-por-gravedad

Cultivos inundados utilizando la técnica de riego por gravedad

Este método de riego es uno de los más antiguos dentro de la agricultura. Para realizarlo el agricultor debe tener los conocimientos adecuados sobre la capacidad de infiltración del suelo. Así, una vez alcanzado el punto de saturación, deberá detener el flujo de agua e impedir la inundación del terreno.

Para asegurar el éxito del riego por gravedad es necesario realizar estudios previos que permitan conocer los marcos de plantación más adecuados según el cultivo.

Ventajas:

  • – El riego por gravedad, debido a la simplicidad de su infraestructura, es uno de los más económicos.
  • – Los requerimientos energéticos para su funcionamiento son prácticamente nulos, gracias al empleo de la energía gravitatoria.
  • – El viento no es un factor limitante en la distribución del agua.

Desventajas:

  • – No es conveniente utilizarlo en terrenos desnivelados, ya que el agua podría desviarse e impedir su correcta distribución.
  • – Al humedecer la mayor parte del terreno se puede propiciar la aparición de maleza y enfermedades de tipo fungoso.

Actualmente, en el riego por gravedad, también es posible utilizar tuberías multicompuertas. Esta técnica permite distribuir el agua por medio de tomas hidratantes, o tuberías conectadas a la fuente de abastecimiento.

Estas tuberías se ubican a lo largo de la parcela y poseen pequeñas compuertas que regulan el flujo de agua. De este modo se garantiza un riego uniforme y sin la necesidad de un trabajador que supervise.

Pueden además ser construidas con tubos de riego móvil de PCV, válvulas para caudal discontinuo, y compuertas adheribles. Todos los materiales son de fácil acceso y de bajo costo.

 

Riego por Aspersión

Este tipo de riego consiste en conducir el agua a través de aspersores que humedecen el terreno de forma similar a como lo haría la lluvia.

Actualmente existe una gran variedad en sistemas de riego por aspersión, los hay móviles, fijos y autopropulsados.

Estos, en su mayoría, pueden instalarse en cualquier tipo de topografía, lo que es una importante ventaja. Sin embargo, cabe señalar que en el caso de la aspersión, el viento puede ser un factor limitante.

Se recomienda su instalación en terrenos con vientos menores a 15 km/hr, sobre todo en cultivos frutales y de hortalizas.

Aspersores fijos:

Se componen de varias tuberías, las cuales  se encuentran bajo la superficie del terreno, y se conectan a boquillas giratorias. Estas boquillas esparcen el agua de forma circular.

La ubicación de este tipo de aspersores puede estar dispuesta de forma cuadrada, rectangular o triangular. Siempre que los radios de aspersión se encuentre y no dejen espacios a los que no llegue el riego.  

El tipo de boquilla determinará el tamaño de las gotas. Entre más pequeñas sean, más posibilidades habrá de que el viento desvíe la dirección o se evaporen. Por su parte, si son muy grandes, pueden causar daños en el terreno y sobre las plantas del cultivo.

Para garantizar la eficiencia del riego es importante considerar las características del aspersor en función de: la presión nominal de trabajo, el caudal de las boquillas (litros por hora), el diámetro de alcance, y la precipitación (litros por metro cuadrado).

Entre los más comunes se encuentran los de impacto, los de doble boquilla, y los de media presión. Estos últimos alcanzan presiones nominales de trabajo que oscilan entre 2,5 y 4 atmósferas, permitiendo marcos de hasta de 18 metros con una buena uniformidad de riego.

Aspersores móviles:

Constan de  un sistema de tuberías subterráneas, conectadas a aspersores que cambian de posición manualmente cada vez que es  necesario regar una zona de la parcela. Son apropiados para superficies pequeñas y generalmente se encuentran a baja altura.

Usualmente los aspersores se ubican sobre un carrito móvil que recorre la parcela mientras humedece el suelo.

Aspersión autopropulsada:

riego por pivotes

Pivot accionado por motor eléctrico

La aspersión autopropulsada consta de una estructura un poco más compleja. A esta categoría perecen los llamados pivot o pivote.

La alimentación del agua en un sistema de pivot se encuentra a más de 1.0 metros de profundidad. Son capaces de alcanzar grandes distancias pero sólo riegan de forma circular. Es por esto que solo se adapta a parcelas de cierta dimensión y formas regulares.

El movimiento se realiza gracias a motores eléctricos. Los equipos además, tienen una vida útil de 15 a 20 años, con un 75 a 90% de eficiencia.

Otra variación de riego autopropulsado son los cañones viajeros. Los cuales, gracias a su sistema de presión, pueden regar de 2.5 hasta 15.0  hectáreas por aspersor.

Pueden ser trasladados con tractor, o bien son autopropulsados por algún tipo de motor eléctrico o de gasolina.

El inconveniente principal de éste sistema de aspersión, es que como el agua alcanza más altura y distancia, puede ser afectado por el viento. Por otro lado algunos cultivos son muy sensibles a la fuerza del golpeteo del agua.

Ventajas:

  • – En general el riego por aspersión es uno de los más usados. Aunque dependiendo del sistema serán más o menos costosos, su eficiencia es mucho mayor a otros tipos de riego.
  • – Son capaces de cubrir grandes distancias de terreno
  • – Se adaptan al tipo de parcela
  • – Permiten automatizar el riego
  • – La vida útil de estos sistemas es mucho mayor

Desventajas:

  • – La inversión y mano de obra puede ser elevada.
  • – La instalación de estos sistemas es mucho más compleja
  • – Al igual que el riego por gravedad podría incrementar la aparición de maleza.

 

Riego por goteo

Es un riego utilizado en su mayoría en zonas áridas. Consiste en distribuir el agua generalmente ya filtrada y con fertilizantes sobre o dentro del suelo. De esta manera el agua llega directamente a la zona de raíces de las plantas cultivadas.

La distribución se realiza por una red de tuberías generalmente de plástico, ya sea de polietileno o PVC hidráulico en las líneas principales. En las líneas laterales se realiza con tubería flexible o rígida de polietileno.

riego por goteo

Tubería de polietileno empleada en sistemas de riego por goteo

El riego por goteo permite evitar las fluctuaciones de humedad que se tiene con los otros tipos de riego. Puede llegar a aplicarse 2 o 3 veces por día.

El riego por goteo puede utilizarse tanto a cielo abierto como en cultivos bajo invernadero. Se recomienda para cultivos sembrados en hilera ya sea de ciclo anual o perenne. Además, actualmente se está utilizando también para cultivos manejados en hidroponía, donde los rendimientos superan por mucho a los cultivos sembrados directamente al suelo.

 Ventajas:

  • – Permite un crecimiento adecuado del sistema de raíces
  • – Puede mantener una humedad casi constante renovando continuamente el volumen de agua que se gasta por el proceso de evapotranspiración.
  • – Permite la aplicación de fertilizantes en el agua de riego. Esto garantiza una mayor disponibilidad de nutrientes a la zona de raíces.
  • – No se moja todo el suelo de la parcela, sino únicamente la hilera donde está sembrado el cultivo. Esta es una ventaja importante para reducir la posible aparición de maleza.
  • – Disminuye el gasto de agua y la eficiencia del uso del agua se incrementa notablemente.
  • – Aunque se esté realizando el riego, pueden realizarse otras labores de cultivocomo podas, entutorado y aplicación agroquímicos. Actividades que no pueden realizarse simultáneamente cuando se utiliza el riego por gravedad o aspersión.
  • – Se adapta a terrenos rocosos o con pendientes.

Desventajas:

  • – Las desventajas más importantes de éste método de riego es que el sistema de goteo puede taparse si no se filtra el agua correctamente
  • – Además, la inversión inicial es alta y es indispensable contar con personal técnico capacitado para el diseñó. Así como la su correcta instalación.
  • – Los costos de instalación y diseño son elevados.

Sin duda, el uso adecuado de sistemas de riego muchas veces va a depender de la capacidad del agricultor para evaluar las necesidades del cultivo. Así como de factores de índole natural, técnico y económico que intervienen en la productividad.

No hay comentarios.

Publicar un comentario